Destinos

Estambul. Qué ver y qué hacer.

Estambul es una ciudad que está de moda y no sólo por las telenovelas que se están popularizando como Fatmagul o La novia de Estambul; sino también porque es innegable que es un tesoro histórico. Dicho de otra manera, si hubiera una capital del mundo seguramente sería Estambul.

Estambul es la ciudad más poblada de Turquía y aunque no es su capital política sí es su ciudad más importante desde el punto de vista económico, cultural e histórico. Antes de adoptar su nombre actual se llamó también Bizancio o Constantinopla y fue la capital de numerosos imperios. Aunque su idioma oficial es el turco te sorprenderá ver la cantidad de gente que habla español.

Uno de los atractivos más importantes de Estambul es que no es oriente ni occidente sino que está a caballo de los dos continentes; y por tanto adopta arquitecturas y tradiciones de Europa y de Asia. En este post os vamos a contar qué ver en Estambul, qué hacer, donde dormir y consejos para el viaje a Estambul que seguro os van a servir de provecho en vuestra estancia.

Consejos para antes del viaje a Estambul

 

 

Todo buen viaje requiere de una buena organización previa y a nuestro juicio estos son los aspectos que deberías saber antes de coger el avión rumbo a Turquía:

Si durante el viaje tienes algún problema con la documentación o de cualquier otro tipo el Consulado de España en Estambul están en la calle Karanfil Araligi Sokagi, nº 16. Teléfono +90.212.270.74.10

Para entrar en Turquía siendo español hace falta visado. Para obtenerlo tienes dos vías: puedes ir a una oficina donde te lo expidan al aterrizar en el aeropuerto; o puedes solicitarlo por Internet e imprimir el justificante de pago (el coste del visado es de aproximadamente 25 €).

Puedes entrar en Turquía con tu Pasaporte o con tu DNI. Si entras con el pasaporte te pondrán una pegatina para certificar que pagaste el visado; si por el contrario llegas a Turquía con el DNI tendrás que rellenar un formulario con tus datos y al salir de Turquía comprobarán que tu documentación sigue en vigor. En cualquier caso es IMPRESCINDIBLE que la validez de tu documento tenga validez durante TRES MESES.

La moneda de Turquía es la lira turca y cada lira se divide en 100 kurus o céntimos. En Turquía o en cualquier país de Europa donde no tengan € lo ideal es que cambies la moneda en el país de destino puesto que el cambio es más favorable. En Estambul hay oficinas de cambio abiertas las 24 horas por toda la ciudad así que no vas a tener problema para cambiar tu dinero; pero no es recomendable que lo cambies en el aeropuerto más dinero del imprescindible para llegar al centro puesto que el cambio no resulta igual de económico.

En Estambul aceptan tarjeta de crédito en prácticamente todos los establecimientos pero es mejor que preguntes antes de comprar.

Transporte en Estambul

El transporte es un aspecto que debes cuidar mucho en tu viaje a Estambul si no quieres gastarte grandes cantidades de dinero. Lo más recomendable es que consigas una tarjeta de transporte en el aeropuerto o en estaciones de metro. El funcionamiento es muy sencillo; funciona como una tarjeta prepago y te permite viajar en todos los ferris, tranvías, buses y metros de la ciudad. Al ser prepago la recargas cuando quieras y con el importe que quieras y controlas lo que gastas.

Si llegaste a Estambul en el Aeropuerto de Ataturk la mejor manera de llegar a la ciudad es cogerte el metro en la planta -1 de la terminal; también puedes coger un taxi pero si optas por esta opción te aconsejamos pactar el precio primero porque Estambul acostumbra a tener muchos atascos.

Barco

Los habitantes de Estambul viajan en ferri con mucha frecuencia; de hecho es un medio de transporte muy habitual para ir a trabajar. El ferri en Estambul te costará menos de un euro así que tu economía no se resentirá por eso.

También tienes la opción de contratar un tour por el Bósforo; aunque es más caro te ofrecerán un guía que te explique lo que ves en el trayecto. Tanto si pagas el tour como si coges un ferri normal no dejes de hacerlo porque es un trayecto precioso.

Coche

Si esta es tu opción tienes empresas de alquiler de coches por la ciudad muy conocidas. Aunque tiene menos encanto que viajar en ferri tiene la ventaja que eres el dueño de tu destino y de tus paradas.

Sanidad

En Estambul hay muy buenos hospitales pero como no es un país de la UE necesitaremos un seguro sanitario privado para tener cobertura sanitaria en nuestro viaje. Más vale prevenir que curar; ojalá no lo necesitéis pero es mejor pagarlo y no necesitarlo que lo contrario. Hay compañías que os ofrecen seguros sólo para el viaje; pero si sois de los que tenéis seguro privado en España también les podéis preguntar si os cubre la estancia en Turquía y ver las condiciones. En cualquier caso, ojo a la letra pequeña porque vuestra salud lo vale.

Dónde dormir en Estambul

 

En Estambul podemos encontrarnos precios muy económicos en los hoteles y albergues. La oferta es amplia y variada y para todos los bolsillos. Los barrios de Beyazit y Eminonu son céntricos y más asequibles económicamente que el de Sultanahmed (zona de la Mezquita Azul). Sin embargo si eres un joven que va de fiesta el barrio adecuado para tí es el de Taksim.

Si aún así tu presupuesto sigue siendo demasiado ajustado tienes albergues en el centro muy decentes en instalaciones y en precios.

Gastronomía. ¿Qué comer y dónde comer?

 

Lo mejor cuando vamos de viaje a un país extranjero es empaparnos de todas sus culturas y tradiciones incluyendo su gastronomía típica. Entre lo platos típicos de Estambul nos encontramos los siguientes:

Çorba. La tradición literal de esta palabra es sopa. En Turquía hay muchas variedades distintas de sopas y es algo que agradecerás especialmente si vas en invierno.

Döner Kebab. Sin duda alguna es el plato más internacional de la gastronomía turca. Sin embargo, en Turquía suele hacerse con ternera asada y acompañarse de arroz.

Baklava. Es un postre hecho con una mezcla de miel y frutos secos. Tradicionalmente se come por la mañana.

Lokum. Es otro postre. Su textura es gelatinosa y se condimenta con bastantes especias; así que su sabor no deja indiferente a nadie.

Ayran. Es una bebida muy típica en Turquía. Se hace con una mezcla de yogur, agua y sal.

Helados. Te encontrarás una muy variada oferta; sobretodo en verano.

Té y Café. En Estambul está muy extendida la tradición de tomar té pero el café no es como el que tomamos en España. Así que aficiónate a las muchas variedades de té que te encontrarás en las cafeterías; no te arrepentirás

Cerveza. La cerveza más conocida es Efes. En Estambul es razonablemente normal encontrarte locales que te sirven alcohol; pero aún así hay algunos que no lo comercializan por cuestiones religiosas.

En cuanto a donde comer hay dos opciones a tu disposición:

Puestos callejeros. Los hay sobretodo en los barrios de Sultanahmed, Besiktas y Taksim. Es más barata que en restaurantes y está sorprendentemente deliciosa.

Restaurantes. En la zona del puente de Gálata de Estambul hay muchos sitos donde comer con vistas al Bósforo; y aunque es un poco más caro que coger comida en puestos callejeros el precio es razonable y las vistas inigualables.

¿Qué ver en Estambul?

 

Para viajar a Estambul hay vuelos directos desde Madrid, Barcelona y Valencia y a precios muy asequibles; así que no hay excusas para que te impregnes de las maravillas que contiene la ciudad. Estambul es una ciudad milenaria y como tal tiene muchas cosas que ver: monumentos, parques, museos, palacios, mezquitas. Si te gusta la época bizantina o la otomana no te puedes perder todo lo que ofrece Estambul.

Basílica de Santa Sofía.

La Basílica de Santa Sofía es el edificio más importante de Estambul; para ellos es lo que podría ser la Giralda para Sevilla, la Alhambra para Granada o la Sagrada Familia para Barcelona. En el año 360 comenzó siendo una basílica patriarcal; en 1453 pasó a funcionar como una mezquita y desde 1935 la transformaron en un museo.

La parte baja mide 70 * 74 metros y está llena de columnas monolíticas y medallones decorativos. En la segunda planta se encuentra la tumba de Enrique Dándolo que fue un emperador veneciano que murió en Constantinopla (actual Estambul).

Pero sin duda alguna lo que más maravilla de esta basílica es la cúpula con mosaicos de gran interés histórico puesto que son muy importantes en la arquitectura bizantina.

La entrada son 60 Libras Turcas, excepto los menores de 8 años que pueden pasar gratis; y el horario es de 9.00 a 17.00 horas en los meses comprendidos entre noviembre y marzo; y de 9.00 y 19.00 entre abril y octubre.

Torre Gálata

En el momento de su construcción la Torre Gálata era el punto más alto de Estambul . Se construyó en el año 1348 durante la época de imperio bizantino. La primera versión de la torre era de madera y su función era la de vigilar la ciudad; pero fue derruida en varias ocasiones por diferentes asedios que sufrió la ciudad. Por este motivo una de las cosas que más llaman la atención de los turistas que visitan hoy Estambul es el ancho de los muros de la torre. En su base la anchura de los muros es de 3.7 metros; sin embargo a medida que llegamos a la cima la medida se reduce hasta los escasos 20 cms en su parte alta.

Si os lo podeis permitir no os perdáis las cenas con espectáculo, baile y barra libre que organizan en la Torre Gálata. Su precio es de aproximadamente 65 €.

La entrada a la Torre Gálata cuesta 25 liras y su horario es de 9.00 a 20.00 horas.

Gran Bazar.

Es el bazar cubierto más grande del mundo y uno de los más grandes que existen. Se construyó por los otomanos en la época de Mehmed II para proporcionar servicios a la ciudad. Alrededor del edificio principal del Gran Bazar de Estambul se fueron formando calles gremiales por la instalación de talleres de artesanos; con el tiempo fueron creciendo el número de edificios y un tiempo después el recinto se amuralló  para convertirse en lo que se conoce hoy.

La entrada es gratuita y abre de lunes a sábado de 8.30 a 19.30 horas.

Mezquita Azul de Estambul.

La Mezquita Azul de Estambul se encuentra justo en frente de la Basílica de Santa Sofía. Se construyó en el año 1609; aunque se inauguró en el año 1617 durante el mandato de Mustafá I. El nombre que adopta la mezquita viene por los más de 20.000 azulejos de color azul que adornan el interior; especialmente la cúpula y la parte superior.

Actualmente sigue siendo lugar de culto religioso; por ese motivo los visitantes tienen que pasar por una puerta especial para turistas y respetar las tradicionales normas que exige el decoro de este tipo de templos: hombre y mujeres deben entrar descalzos; y además las mujeres deben entrar con algo que tape hasta los tobillos, los hombros cubiertos y el pelo tapado. Si no fuisteis preparados para la ocasión en la entrada os dejan lo que necesitéis.

La entrada al ser un sitio de culto activo es gratuita; pero durante las horas de culto permanece cerrada al turismo. Abre todos los días de 8.30 a 11.30 ; de 13.00 a 14.30 y de 15.30 a 16.45.

Bazar de las especias.

El Bazar de las Espacias de Estambul (también llamado Bazar Egipcio) está en el barrio de Eminönü a 300 metros del Puente Gálata. Tiene forma de L si lo miramos desde arriba y dispone de 6 puertas para entrar.

Es el sitio perfecto para comprar dulces típicos de la cultura islámica, especias de cualquier tipo y multitud de variedades de te. De hecho una de las primeras cosas que notan los viajeros al llegar al Bazar de las Especias de Estambul es la mezcla de aromas y de colores.

En la parte exterior está la Nueva Mezquita y el mercado de aves y flores.

El horario del Bazar de las Especias es de lunes a sábado de 9.00 a 19.00.

Cisterna Basílica de Estambul

La construcción de la Cisterna Basílica de Estambul data del año 532 en la época del imperio bizantino. Su finalidad era la de garantizar las reservas de agua de los habitantes de la ciudad en caso de un ataque.

Esta cisterna se encontraba en el subterráneo de una basílica de la que hoy ya no queda nada (de ahí su nombre). Tiene unas dimensiones de 140*70 metros y se calcula que podía llegar a almacenar 100.000 m cúbicos de agua.

Una de las cosas que más destacan en la Cisterna Basílica son las 336 columnas de 9 metros de altura; especialmente dos de ellas que tienen en su base una cabeza de medusa. Según la tradición la cabeza de medusa convertía en piedra a quien la mirara. Cuando entres te encontrarás luz ténue, música de fondo y un ambiente muy fresco; todo un oasis de paz.

La Cisterna Basílica de Estambul fue escenario de películas como «Desde Rusia con amor» de James Bond (1964)

Abre todos los días de 9.00 a 17.30 y la entrada cuesta 20 liras.

Mezquita de Suleiman.

La Mezquita Suleiman es la más grande de Estambul debido a que la de Santa Sofía al ser museo no está considerada como tal en la actualidad. En el interior hay un gran bosque de columnas donde durante mucho tiempo se situaba el coro para recitar versículos del Corán e instruir así a los analfabetos.

La inmensidad de su interior, la belleza de sus cúpulas y su extenso jardín exterior no dejan indiferentes a los visitantes de la Mezquita de Suleiman de Estambul.

La entrada al ser un sitio de culto es gratuita pero hay que cumplir las mismas normas de decoro que en la Mezquita Azul. Abre todos los días de 9.30 a 17.30 excepto en los horarios de oración.

Palacio de Dolmabahçe.

El Palacio de Dolmabahçe  de Estambul fue el principal centro administrativo del imperio otomano. Su arquitectura mezcla estilos barroco, neoclásico, rococó con el tradicional estilo otomano.

Su construcción data de los años 1856 a 1924. La fachada del palacio mide más de 600 metros y su superficie es de 15.000 metros cuadrados. Este palacio es el edificio más grande de Estambul y también de Turquía. Tiene más de 280 habitaciones, 40 salas, 60 lavabos y 6 baños turcos.

El palacio tiene dos partes:

Selamlik

Es la parte más majestuosa del Palacio de Dolmabahçe de Estambul y comprende las antiguas dependencias administrativas. Lo más llamativo de la visita son la Escalera de Cristal y especialmente la Sala del Trono que es sencillamente fascinante (mide 2000 metros cuadrados y tiene 36 metros de altura). La sala del trono también resulta muy elegante a la vista gracias a sus columnas y a la enorme lámpara de telaraña del techo.

El Harén

El Harén es la parte del palacio donde está la residencia privada del sultán y su familia. Su visita es más corta dado que es menos llamativa que la parte administrativa.

Para visitar el palacio hay que hacerlo en grupo obligatoriamente.

Su horario es de martes a domingo de 9.00 a 16.00 horas y la entrada cuesta 60 liras.

Palacio de Topkapi.

El Palacio de Topkapi de Estambul fue el centro administrativo del imperio otomano en Estambul entre el año 1465 hasta 1853 (ya que en este año fue trasladada al palacio de Dolmabahçe). Su superficie es de nada menos que 700.000 metros cuadrados y cuenta con cuatro patios y muchos edificios en su interior para diferentes usos. En la actualidad es un museo de la época imperial.

En las murallas que rodean el recinto hay varios edificios de interés que deberíais tener en cuenta si visitáis Estambul. Os contamos los dos más importantes.

El Tesoro.

El mayor interés que tiene esta parte del palacio es que guarda algunos de los objetos más importantes del mundo como son: el diamante del cucharero que tiene 88 quilates (perteneció a Letizia Ramolino, madre de Napoleón); y el puñal topkapi que es el arma más cara jamás fabricada puesto que está construido con oro y esmeraldas incrustadas.

El Harén

Era la zona de residencia del sultán y de sus más de 500 mujeres. La madre del sultán era la máxima responsable del Harén.

El horario del Palacio de Topkapi es de miércoles a lunes de 9.00 a 17.00 horas; desde abril hasta octubre el horario varía de 9.00 a 19.00 horas. La entrada al palacio son 60 liras y al harén 35 liras.

Otras excursiones

Si estás suficiente tiempo en Estambul para ver todo lo que ofrece la ciudad también puedes ir a las Islas Príncipe. Son un conjunto de 9 islas que se encuentran en el Mar del Mármara y pertenecen a la ciudad de Estambul. La manera de poder ir es coger un ferry; el viaje dura aproximadamente una hora y se pueden explorar tanto andando, como en bicicleta como a caballo.

Estas islas tienen un dato curioso. León Trotsky estuvo exiliado en la de Büyükada, que es la más grande de las Islas Príncipe.

Desde Planeta Cupones deseamos que os haya gustado este post y que os haya servido de ayuda si estabais planeando viajar a Estambul.

No olvidéis daros una vuelta por la web y aprovecharos de los descuentos que os ofrecemos.


Deja un comentario