Fiestas

San Fermín. Qué es y donde dormir en Pamplona

¿Quién fue San Fermín?

Muchos oísteis hablar de San Fermín gracias a las tradicionales fiestas de Pamplona pero poca gente sabe quién fue. Según la leyenda era el hijo del jefe romano de Pamplona. Vivió durante el siglo III y acabó su vida torturado y degollado. Pese a la fama de las fiestas de Pamplona según muchos historiadores su base histórica es insuficiente.

Sea como fuere, según la tradición San Saturnino lo convirtió al cristianismo; tiempo después lo mandaron a Toulouse para estudiar y convertirse en obispo; y cuando por fin lo logró volvió de nuevo a Pamplona y liberó a los pamplonicas de sus supersticiones.

San Fermín es sinónimo de fiesta y de juerga pero también sacan tiempo para hacerle una procesión el día de su onomástica.

 

¿En qué consisten las fiestas?

Las fiestas de San Fermín duran aproximadamente una semana (este 2019 desde el 6 hasta el 15 de julio) empiezan con el txupinazo y terminan con el «Pobre de mí». Por el medio se viven momentos muy típicos de esta fiesta como son los encierros, la procesión, el estruendo, las dianas…; y por supuesto conciertos y actividades para los más pequeños. Momentos de la fiesta:

  • El chupinazo

El chupinazo consiste en el lanzamiento de un cohete que marca el inicio del San Fermín; el momento exacto del chupinazo es el día 6 de julio a las 12.00 h del mediodía. Cuando se produce el sonido los visitantes se anudan el pañuelo rojo al cuello para empezar 9 días de fiestas literalmente sin interrupción.

Es interesante comentar que el cohete del chupinazo del inicio de San Fermín se lanza desde la plaza del Ayuntamiento; pero como tiene un aforo limitado la corporación habilita pantallas gigantes en otras zonas para el que quiera verlo sin la multitud de gente que se agolpa allí. Concretamente los lugares donde habilitan las pantallas son: el Paseo de Sarasate, la Plaza de los Fueros y el Parque Antoniutti.

  • Los encierros de San Fermín.

Es probablemente el momento más conocido de las famosas fiestas de San Fermín. Consiste en correr delante de 6 toros bravos todos los días a las 8.00 de la mañana. En contra de lo que algunas personas piensan los toros corren por un recorrido previamente vallado y no es obligatorio correr delante de ellos si no se quiere.

Obviamente para participar en el encierro de San Fermín hay que ser mayor de edad y hacer caso de la policía y de los pastores que cuidan de los toros. La carrera tiene unos 850 metros desde el punto de salida hasta la plaza de toros de Pamplona; pero el que no sea suficientemente valiente como para ponerse delante de un astado pude verlo desde la barrera o desde una terraza.

El corredor de los encierros de San Fermín que no respete las normas puestas por el Ayuntamiento podrá ser sancionado.

  • Los encierrillos.

Son menos conocidos que los encierros porque no está permitido ponerse delante de los toros. El objetivo de los encierrillos de San Fermín es trasladar los toros desde los Corredores del Gas hasta los Corredores de Santo Domingo para al día siguiente proceder al encierro.

En general el Ayuntamiento no pone un horario concreto para la celebración del encierrillo; suele producirse al anochecer. Comienza con un toque de cuerno y está expresamente prohibido el uso de flash o de cualquier otro dispositivo que pueda distraer a los animales. Los toros se desplazan en absoluto silencio con la única ayuda de pastores que los dirigen a su destino.

  • La procesión.

La figura de San Fermín para todos los habitantes de Pamplona tiene un simbolismo más allá de las creencias religiosas. Para la ciudad es su principal icono y por supuesto en medio de las fiestas también sacan tiempo para hacer una procesión en su honor. El culto a San Fermín lo celebran con tres ceremonias: las Vísperas, la Procesión y la Octava.

Vísperas

El día 6 de julio a las 20.00 horas la corporación municipal hace acto de presencia en la capilla de San Fermín para cantar las famosas Vísperas. La tradición manda que los hombres tienen que ir con frac, guantes y chistera; y las mujeres con el traje tradicional.

Procesión.

Para hablar del origen de la procesión del San Fermín hay que remontarse al siglo XII. El alcalde y los concejales tienen un importante papel este día puesto que tienen que salir de la casa consistorial a la Iglesia de San Lorenzo para recoger el Cabildo. Por supuesto, tienen que ir vestidos de gala al igual que en las Vísperas. Cuando llegan a la Iglesia recogen la figura de San Fermín y la llevan en procesión por el centro de la ciudad durante aproximadamente una hora y media. La procesión va acompañada de gigantes, cabezudos, dantzaris, timbaleros y representantes de gremios históricos.

Cuando acaba la procesión el arzobispo celebra una misa en honor a San Fermín; y tras su finalización la corporación municipal acompaña de nuevo al Cabildo a la catedral. Posteriormente llega el «momentico» en el que los gigantes bailan al son de txistus y gaitas mientras suenan las campanas. Acto seguido suena el «Asombro de Damasco» mientras el alcalde y los concejales regresan de nuevo a la casa consistorial.

Octava

La octava es una misa en honor a San Fermín que se oficia el día 14 a las 10.45 horas en la capilla del santo. Es el último acto religioso de las Fiestas y por supuesto la corporación también está presente ese día. Es tradicional que el alcalde y los concejales acudan en procesión junto con los gigantes y cabezudos; la guardia municipal y La Pamplonesa. Al terminar el acto religioso la corporación vuelve a la Casa Consitorial.

  • Las Dianas

Son cuatro partituras que se tocan de manera aleatoria y sin prácticamente descanso todas las mañanas que dura el San Fermín. La Pamplonesa (la banda municipal de música) empieza a tocarlas a las 6.45 de la mañana por el casco viejo.

Durante el recorrido la banda de música está acompañada por mucha gente que corea las canciones y genera un ambiente muy atractivo de buen humor, baile y música.

  • El estruendo

Es un acto muy peculiar; la primera peculiaridad radica en que NUNCA aparece en los programas oficiales de San Fermín pero siempre se realiza. No tiene un día establecido pero se sabe que siempre se celebra entre semana.

El estruendo de San Fermín consiste en animar las calles con instrumentos que hacen ruido. La hora de inicio siempre son las 23.59 y la tradición manda salir de Casa Mariano con cualquier útil que haga ruído: tambores; timbales, instrumentos de cocina; etc.

  • Pobre de mí

El día 14 de Julio los visitantes y los pamplonicas se reúnen en la Plaza del Ayuntamiento con el pañuelo atado al cuello y con una vela encendida para escuchar al Alcalde saliendo al balcón para dar por finalizadas las fiestas de San Fermín.

Es el último acto oficial de las fiestas de Pamplona en el que se canta el tan famoso «Pobre de mi, pobre de mí que se han acabado las fiestas de San Fermín».

Dónde alojarse en San Fermín.

Lo ideal es alojarse en un hotel pero es fácil suponer que teniendo en cuenta que Pamplona duplica su población durante los San Fermines el precio sube considerablemente. Así que, si no te lo puedes permitir también puedes dormir en alguno de los campings que se encuentran en los alrededores de Pamplona.

Si elegís el camping tened en cuenta que las noches en Pamplona son frescas y a veces llueve. Así que id preparados para que no os coja el frío durante las fiestas.

En Planeta Cupones nos gusta estar al día de las fiestas como por ejemplo el San Juan o el Santiago Apóstol; y eventos de nuestro país y daros la máxima información posible para que podáis disfrutarlas más

Visíta nuestra página.

 


Deja un comentario